13 de julio de 2015

El color cubano de Nicolás Guillén

Por Oleg K.

Hace 113 años Nicolás Guillén nació en Camaguey. El Poeta nacional cubano, que reivindicó el mestizaje como un hito de transculturación, remendando y construyendo el lenguaje popular con los clásicos, el habla popular con el culto, expresando los sentimientos y aspiraciones del pueblo cubano, como hasta hoy nadie ha hecho.


Es su obra una voluntad, compartida por todo el pueblo cubano, de romper normas. Así tras la Revolución Socialista, comprendió que rompiendo los cliches impuestos por los gobernantes latinoamericanos de poesía de negros o de blancos, alcanzó a singularizar lo que el denominó partituras del son, el baile típico cubano con su ritmo y trova característico.

Fue el golpe militar de Fulgencio Batista de 1934, el hecho más fundamental de su vida. En su poema West Indies Lted. pone en claro, las ambiciones de los gobernantes de EEUU contra su pueblo. Desmenuza desde entonces las desigualdades sociales, la corrupción reglamentada, la colonia....Por aquella época, 1936, entra en la redacción de la revista Mediodía. Y tiene correspondencia con Juan Marinello, yendo a México a conocerle. Allí en 1937 conoce a numerosos artistas mexicanos que le influyen. También sigue los brutales acontecimientos en España, por lo que escribe su obra "España, poema en cuatro angustias y una esperanza".

Asiste en Valencia al 2º Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura. Recorre las ciudades, los frentes, y lo que ve le produce una muy fuerte impresión. Comprende que ante la anticultura de la barbarie fascista las palabras tienen que convertirse en armas. Se afilia al Partido Comunista en el que siempre militará hasta su fallecimiento.

Volvió a Cuba con León Felipe en tiempos dificiles "donde no hay lugar para la razón, con el Partido en la ilegalidad". Preside el Frente Nacional Antifascista. Gracias a los escritores del frente, desde esa época va recorriendo toda América y Europa, influyendo en los escritores, artistas y trabajadores. En 1954 estando en Estocolmo en un Congreso por la Paz, la Unión Soviética le concede el Premio Stalin por la Paz. Desde entonces es un exiliado, pues los ataques del Régimen opresor de Batista contra él son furibundos.

Dentro de Cuba, es un poeta de culto

Estando en Buenos Aires en 1959, donde da a conocer su libro La paloma de vuelo popular, se entera del triunfo de la Revolución. Regresa y se pone de inmediato a trabajar en diferentes instancias, publicaciones y asistencia cultural del pueblo que había desalojado de sus palacios a los empresarios y lacayos yanquis.

En 1961 funda la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), eligiendole por aclamación su Presidente, cargo que detentó hasta su fallecimiento. La población cubana retiene en la memoria sus sones, los cantautores musican sus poemas...

Pero a la vez es impresionante su labor pedagógica entre las universidades, círculos de jóvenes escritores y sus aportes a los textos de estudio educativos cubanos. 

Consignar su obra es singularmente dificil, por lo abundante y multicolor, pues además de artículos en prensa, revistas especializadas y escritos en prosa, abarcó diferentes mezclas de poesía romántica, intimista, alegórica, realista, de denuncia, he aquí un breve bosquejo de su obra, empezando por una de sus primeros poemas Negro Bembón:

  • Poemas de transición (1927)
  • Cerebro y corazón (1928)
  • Motivos de son (1930)
  • Songono Cosongo (1931)
  • Poemas mulatos (1931)
  • West Indies, Ltd. (1934)
  • Portugal (1937)
  • España: Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937)
  • El son entero (1947)
  • Elegías (1948)
  • El soldado Miguel Paz y el sargento José Inés
  • Las coplas de Juan Descalzo (1951)
  • La paloma de vuelo popular (1958)
  • ¿Puedes? (1960)
  • Tengo (1964)
  • Poemas de amor (1964)
  • Antología mayor (1964)
  • En algún sitio de la primavera (1966)
  • El gran zoológico (1967)
  • Cuatro canciones para el Che (1969)
  • La rueda dentada (1972)
  • El diario que a diario (1972)
  • Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Poemas para niños y mayores de edad (1977-1978)
  • Nueva antología mayor (1979)
  • Sol de domingo
  • Hay que tener voluntad
  • Balada de los dos abuelos
  • El Principito Boliviano
  • La Muralla

El poeta cubano, Nicolás Guillén hubiese cumplido ayer 10 de julio, 113 años. Fue considerado un genuino representante de la poesía negra de su país.
Trabajó como tipógrafo antes de dedicarse al periodismo y darse a conocer como escritor. Desde su juventud participó intensamente en la vida cultural y política cubana, lo que le costó el exilio en varias ocasiones. Ingresó en el Partido Comunista en 1937, y tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959 desempeñó cargos y misiones diplomáticas de relieve.
Inició su producción literaria en el ámbito del posmodernismo y la afianzó en el de las experiencias vanguardistas de los años veinte, en cuyo contexto se convirtió pronto en el representante más destacado de la poesía negra o afroantillana. Sin renunciar a otras posibilidades, en Motivos de son (1930), Sóngoro cosongo. Poemas mulatos (1931), West Indies Ltd. (1934) y poemas dispersos en libros posteriores, usó todos los recursos característicos de esa poesía con la voluntad de lograr una expresión auténtica para una cultura mulata, la propia de un país mulato como él mismo, y manifestó una preocupación social que se fue acentuando con el paso de los años.
Desde West Indies Ltd., evolucionó rápidamente hacia esas preocupaciones políticas y sociales: en Cantos para soldados y sones para turistas (1937), El son entero (1947) y La paloma de vuelo popular (1958), mostró su compromiso con la patria cubana y americana, con sus hermanos de raza y con todos los desheredados del mundo, mientras en España. Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937) acusó el impacto de la Guerra Civil española y el asesinato de Federico García Lorca. Crítico con la injusticia y el imperialismo, eso no le impidió verse afectado por las inquietudes neorrománticas y metafísicas que también dominaron la literatura de esa época, pues el amor y la muerte son también temas fundamentales en su poesía. Con Tengo (1964) manifestó su júbilo ante la Cuba revolucionaria, y Poemas de amor (1964), El gran zoo (1967), La rueda dentada (1972), El diario que a diario (1972) y Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Poemas para niños y mayores de edad (1977) demostrarían su capacidad para conjugar preocupaciones diversas y encontrar formas de expresión siempre renovadas. En Prosa de prisa (1975-1976) se han recogido sus trabajos periodísticos.
(Datos tomados del sitio Los poetas)
La Nave de la Comunicación comparte a continuación su poema: "Palabras Fundamentales"
PALABRAS FUNDAMENTALES
Haz que tu vida sea
campana que repique
o surco en que florezca y fructifique
el árbol luminoso de la idea.
Alza tu voz sobre la voz sin nombre
de todos los demás, y haz que se vea
junto al poeta, el hombre.
Llena todo tu espíritu de lumbre;
busca el empinamiento de la cumbre,
y si el sostén nudoso de tu báculo
encuentra algún obstáculo a tu intento,
¡sacude el ala del atrevimiento
ante el atrevimiento del obstáculo!
- See more at: http://nos-comunicamos.com.ar/node/4557#sthash.5tXPTP5K.dpuf
El poeta cubano, Nicolás Guillén hubiese cumplido ayer 10 de julio, 113 años. Fue considerado un genuino representante de la poesía negra de su país.
Trabajó como tipógrafo antes de dedicarse al periodismo y darse a conocer como escritor. Desde su juventud participó intensamente en la vida cultural y política cubana, lo que le costó el exilio en varias ocasiones. Ingresó en el Partido Comunista en 1937, y tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959 desempeñó cargos y misiones diplomáticas de relieve.
Inició su producción literaria en el ámbito del posmodernismo y la afianzó en el de las experiencias vanguardistas de los años veinte, en cuyo contexto se convirtió pronto en el representante más destacado de la poesía negra o afroantillana. Sin renunciar a otras posibilidades, en Motivos de son (1930), Sóngoro cosongo. Poemas mulatos (1931), West Indies Ltd. (1934) y poemas dispersos en libros posteriores, usó todos los recursos característicos de esa poesía con la voluntad de lograr una expresión auténtica para una cultura mulata, la propia de un país mulato como él mismo, y manifestó una preocupación social que se fue acentuando con el paso de los años.
Desde West Indies Ltd., evolucionó rápidamente hacia esas preocupaciones políticas y sociales: en Cantos para soldados y sones para turistas (1937), El son entero (1947) y La paloma de vuelo popular (1958), mostró su compromiso con la patria cubana y americana, con sus hermanos de raza y con todos los desheredados del mundo, mientras en España. Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937) acusó el impacto de la Guerra Civil española y el asesinato de Federico García Lorca. Crítico con la injusticia y el imperialismo, eso no le impidió verse afectado por las inquietudes neorrománticas y metafísicas que también dominaron la literatura de esa época, pues el amor y la muerte son también temas fundamentales en su poesía. Con Tengo (1964) manifestó su júbilo ante la Cuba revolucionaria, y Poemas de amor (1964), El gran zoo (1967), La rueda dentada (1972), El diario que a diario (1972) y Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Poemas para niños y mayores de edad (1977) demostrarían su capacidad para conjugar preocupaciones diversas y encontrar formas de expresión siempre renovadas. En Prosa de prisa (1975-1976) se han recogido sus trabajos periodísticos.
(Datos tomados del sitio Los poetas)
La Nave de la Comunicación comparte a continuación su poema: "Palabras Fundamentales"
PALABRAS FUNDAMENTALES
Haz que tu vida sea
campana que repique
o surco en que florezca y fructifique
el árbol luminoso de la idea.
Alza tu voz sobre la voz sin nombre
de todos los demás, y haz que se vea
junto al poeta, el hombre.
Llena todo tu espíritu de lumbre;
busca el empinamiento de la cumbre,
y si el sostén nudoso de tu báculo
encuentra algún obstáculo a tu intento,
¡sacude el ala del atrevimiento
ante el atrevimiento del obstáculo!
- See more at: http://nos-comunicamos.com.ar/node/4557#sthash.5tXPTP5K.dpuf
El poeta cubano, Nicolás Guillén hubiese cumplido ayer 10 de julio, 113 años. Fue considerado un genuino representante de la poesía negra de su país.
Trabajó como tipógrafo antes de dedicarse al periodismo y darse a conocer como escritor. Desde su juventud participó intensamente en la vida cultural y política cubana, lo que le costó el exilio en varias ocasiones. Ingresó en el Partido Comunista en 1937, y tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959 desempeñó cargos y misiones diplomáticas de relieve.
Inició su producción literaria en el ámbito del posmodernismo y la afianzó en el de las experiencias vanguardistas de los años veinte, en cuyo contexto se convirtió pronto en el representante más destacado de la poesía negra o afroantillana. Sin renunciar a otras posibilidades, en Motivos de son (1930), Sóngoro cosongo. Poemas mulatos (1931), West Indies Ltd. (1934) y poemas dispersos en libros posteriores, usó todos los recursos característicos de esa poesía con la voluntad de lograr una expresión auténtica para una cultura mulata, la propia de un país mulato como él mismo, y manifestó una preocupación social que se fue acentuando con el paso de los años.
Desde West Indies Ltd., evolucionó rápidamente hacia esas preocupaciones políticas y sociales: en Cantos para soldados y sones para turistas (1937), El son entero (1947) y La paloma de vuelo popular (1958), mostró su compromiso con la patria cubana y americana, con sus hermanos de raza y con todos los desheredados del mundo, mientras en España. Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937) acusó el impacto de la Guerra Civil española y el asesinato de Federico García Lorca. Crítico con la injusticia y el imperialismo, eso no le impidió verse afectado por las inquietudes neorrománticas y metafísicas que también dominaron la literatura de esa época, pues el amor y la muerte son también temas fundamentales en su poesía. Con Tengo (1964) manifestó su júbilo ante la Cuba revolucionaria, y Poemas de amor (1964), El gran zoo (1967), La rueda dentada (1972), El diario que a diario (1972) y Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Poemas para niños y mayores de edad (1977) demostrarían su capacidad para conjugar preocupaciones diversas y encontrar formas de expresión siempre renovadas. En Prosa de prisa (1975-1976) se han recogido sus trabajos periodísticos.
(Datos tomados del sitio Los poetas)
La Nave de la Comunicación comparte a continuación su poema: "Palabras Fundamentales"
PALABRAS FUNDAMENTALES
Haz que tu vida sea
campana que repique
o surco en que florezca y fructifique
el árbol luminoso de la idea.
Alza tu voz sobre la voz sin nombre
de todos los demás, y haz que se vea
junto al poeta, el hombre.
Llena todo tu espíritu de lumbre;
busca el empinamiento de la cumbre,
y si el sostén nudoso de tu báculo
encuentra algún obstáculo a tu intento,
¡sacude el ala del atrevimiento
ante el atrevimiento del obstáculo!
- See more at: http://nos-comunicamos.com.ar/node/4557#sthash.5tXPTP5K.dpuf
El poeta cubano, Nicolás Guillén hubiese cumplido ayer 10 de julio, 113 años. Fue considerado un genuino representante de la poesía negra de su país.
Trabajó como tipógrafo antes de dedicarse al periodismo y darse a conocer como escritor. Desde su juventud participó intensamente en la vida cultural y política cubana, lo que le costó el exilio en varias ocasiones. Ingresó en el Partido Comunista en 1937, y tras el triunfo de la Revolución cubana en 1959 desempeñó cargos y misiones diplomáticas de relieve.
Inició su producción literaria en el ámbito del posmodernismo y la afianzó en el de las experiencias vanguardistas de los años veinte, en cuyo contexto se convirtió pronto en el representante más destacado de la poesía negra o afroantillana. Sin renunciar a otras posibilidades, en Motivos de son (1930), Sóngoro cosongo. Poemas mulatos (1931), West Indies Ltd. (1934) y poemas dispersos en libros posteriores, usó todos los recursos característicos de esa poesía con la voluntad de lograr una expresión auténtica para una cultura mulata, la propia de un país mulato como él mismo, y manifestó una preocupación social que se fue acentuando con el paso de los años.
Desde West Indies Ltd., evolucionó rápidamente hacia esas preocupaciones políticas y sociales: en Cantos para soldados y sones para turistas (1937), El son entero (1947) y La paloma de vuelo popular (1958), mostró su compromiso con la patria cubana y americana, con sus hermanos de raza y con todos los desheredados del mundo, mientras en España. Poema en cuatro angustias y una esperanza (1937) acusó el impacto de la Guerra Civil española y el asesinato de Federico García Lorca. Crítico con la injusticia y el imperialismo, eso no le impidió verse afectado por las inquietudes neorrománticas y metafísicas que también dominaron la literatura de esa época, pues el amor y la muerte son también temas fundamentales en su poesía. Con Tengo (1964) manifestó su júbilo ante la Cuba revolucionaria, y Poemas de amor (1964), El gran zoo (1967), La rueda dentada (1972), El diario que a diario (1972) y Por el mar de las Antillas anda un barco de papel. Poemas para niños y mayores de edad (1977) demostrarían su capacidad para conjugar preocupaciones diversas y encontrar formas de expresión siempre renovadas. En Prosa de prisa (1975-1976) se han recogido sus trabajos periodísticos.
(Datos tomados del sitio Los poetas)
La Nave de la Comunicación comparte a continuación su poema: "Palabras Fundamentales"
PALABRAS FUNDAMENTALES
Haz que tu vida sea
campana que repique
o surco en que florezca y fructifique
el árbol luminoso de la idea.
Alza tu voz sobre la voz sin nombre
de todos los demás, y haz que se vea
junto al poeta, el hombre.
Llena todo tu espíritu de lumbre;
busca el empinamiento de la cumbre,
y si el sostén nudoso de tu báculo
encuentra algún obstáculo a tu intento,
¡sacude el ala del atrevimiento
ante el atrevimiento del obstáculo!
- See more at: http://nos-comunicamos.com.ar/node/4557#sthash.5tXPTP5K.dpuf