15 de enero de 2013

I. V. Kurchátov, genial físico a la vanguardia del conocimiento

En estos días en varias ciudades de la antigua Unión Soviética se celebra el aniversario del nacimiento del mayor físico soviético nuclear del siglo XX. Nos han llegado sendos artículos desde Rusia y España, para dar a conocer a este impresionante investigador.

Por Larissa Adán. Enviado desde Comstol.info. Traducido por Igor T. 


"Estoy feliz de haber nacido en Rusia y haber dedicado mi vida a la gran ciencia atómica de la Unión Soviética. Creo firmemente en ello, y sé que nuestro pueblo, nuestro gobierno contribuyen al bien de la humanidad, logrando impulsar esta ciencia. "

Igor V. Kurchátov





El 12 de enero 1903 nació el gran físico soviético y el "padre" de la bomba atómica soviética Igor Vasílievich Kurchátov.

De trato amable con las personas y muy cuidadoso en los detalles, Kurchátov nos enseña como tiene que ser el gran genio, con  un gran sentido de la responsabilidad para desarrollar el enorme trabajo de la creación de los sistemas nucleares. Se olvidó de preservar su vida personal dedicándose a defender la sociedad, sabiendo que aportando las soluciones rápidas a la seguridad nacional, determinaría el destino de los pueblos de la tierra.

Pero este descomunal trabajo es concebido en proporción a una agobiante necesidad. En cuanto como hombre de paz, dio respuesta a las falsedades del chantaje de la espada nuclear y los escudos nucleares, que hipotecaban el futuro del mundo, y que era imprescindible la cooperación entre los científicos de los diferentes países, por la amistad y la paz entre las naciones, a fin de conjurar nuevas guerras. Con entusiasmo supo desarrollar la ciencia y la industria nuclear con fines pacíficos, convenció e impulsó la construcción de plantas de energía nuclear, adentrándose en un nuevo campo de la ciencia, gestionando con éxito el desarrollo de la física nuclear y la fusión controlada.

Antes de la guerra, iba a la vanguardia de la experimentación Kurchátov, después de la guerra, se consolida como un gran organizador científico, logrando en breve tiempo, alcanzar el desarrollo científico de pre-guerra. Kurchátov tenía una energía inagotable. Alrededor de él se fueron agregando infectados del impulso "Kurchatoviano", sin signos de fatiga. Estaba a disposición de todos. Hacía él, iban en busca de ayuda y consejo. Sus reacciones eran inmediatas. Atrayendo a los que eran capaces de trabajar, y al mismo tiempo capaces de lograr resultados decisivos con un número sorprendentemente pequeño de fuerzas. Crea un ambiente de trabajo creativo, entusiasta, que requiere de cada uno el servicio desinteresado a la causa del socialismo.

Con su actitud hacia el trabajo creativo, reconoce que es con el esfuerzo colectivo como se logra el fin buscado.

Poseía un excelente memoria y gran talento oratorio, Kurchátov con incomparable claridad hablaba en las reuniones numerosas. Su autoridad iba creciendo rápidamente entre los científicos e ingenieros de diversas especialidades. Los equipos de investigación con mucho gusto le recibían en sus laboratorios. Los trabajadores, aparejadores siempre le veían allí, donde había dificultades para el manejo de las cuestiones clave. Kurchátov, como un comandante, impulsaba la masa numerosa de gente y siempre se las arreglaba para obtener brillantes victorias en los resultados, avanzando hacia la meta más rápido que lo predicho por los cálculos más optimistas.

El gobierno soviético apreció sus servicios excepcionales, tres veces le otorgó el título de Héroe del Trabajo Socialista, cuatro veces la entrega del Premio Estatal de la URSS, el Premio Lenin. La Academia de Ciencias de la URSS, por sus trabajos le eligieron miembro en 1943 y poco después pasó a su Presidencia.

En 1959, el Consejo Mundial de la Paz otorgó a Kurchátov la "Medalla de Oro del mundo Joliot-Curie" por su lucha por preservar la Paz.



Un preservador de la vida, por la paz y la amistad entre los pueblos

Por Oleg K.

Hace unos días, el 08 de Enero de 1903 se ha conmemorado el 110º aniversario del nacimiento del gran científico soviético Igor Vasílievich Kurchátov. Es muy extraño la increíble censura informativa de los medios científicos internacionales del legado de este extraordinario investigador. Sus tesis e investigaciones fueron copiadas y expuestas por todos los institutos científicos del mundo, pero sus palabras y lucha por la paz mundial, silenciadas por los medios informativos y políticos.

Igor (en ruso И́горь Васи́льевич Курча́тов) era hijo de un agricultor, y nació en Shem, una pequeña localidad cercana a Chelyabinsk, en los Urales. Trabajó como obrero mientras estudiaba por la noche. En 1920 entró en la Universidad por sus excelentes notas, obteniendo las diplomaturas de física y matemáticas, terminando en 1923. En 1925 comienza a trabajar en el Instituto Físico-Técnico de Leningrado, bajo la dirección de A. Joffe, logrando en 1930 ser su Responsable.



En 1932 comienza a perfilar tratados de física nuclear, junto con V. Kholpin y Mysovski, logrando en 1936 en el Instituto del Radio, el descubrimiento de los núcleos de isometría artificial. Un año después por primera vez en Europa logran lanzar un ciclotrón.
Incorporado a las secciones científicas de la Industria de Guerra desde 1941, como responsable junto con un equipo de entusiastas científicos, aplican sus experimentos a inventos concretos. Ponen en ejecución la desmagnetización a los buques de combate (para impedir que se les acercase las minas marinas), colocando los dispositivos en Agosto de 1941 a toda la Flota de Guerra del Mar Negro. Con el sistema de desmagnetización (LFTI), salvó y protegió a cientos de buques soviéticos de las minas nazis magnéticas. 

Desde 1942 hasta su muerte, Kurchátov desarrolla el Proyecto Atómico Soviético, reuniéndose con el Consejo Estatal de Defensa, considerando el propio Responsable Stalin, de su importancia. Tras la cruel carnicería yanqui de Hirósima y Nagasaki, en 1946 los departamentos de Ciencia y Tecnología nucleares tienen prioridad absoluta en sus investigaciones; uniéndose a los gabinetes y plantas los más importantes proyectistas, arquitectos, investigadores y analistas matemáticos de toda la URSS. Era una cuestión de supervivencia dramática de la sociedad soviética. 


Los alegatos de Harry S. Trumán para que la Unión Soviética se sometiera al estilo de vida capitalista, por vía económica o por la muerte nuclear eran acuciantes. Una ofensiva diplomática, propagandística orquestada junto con Winston Churchill, realizaron los EEUU en todos los países del mundo, incluido el Reino Unido, contra el socialismo y el comunismo. Se olvidaron las promesas de Yalta, de una pacífica reconstrucción. Crearon la Otan, como estilete militar contra las democracias populares europeas. Trataron de imponer el dolar como moneda de cambio mundial. Imponen aranceles, ponen precios impagables a las exportaciones esenciales de materias primas y restricciones al comercio con los países socialistas. Promueven un terrorismo tecnológico para acaparar patentes, inventos, investigaciones, robando, asesinando en todo el mundo. 

Creían que la población del planeta debía seguir claudicando como antes de la guerra a los apetitos insaciables del imperialismo. Las luchas coloniales hicieron su aparición, pero con la ideología socialista. Los criminales estadistas occidentales preparan estudios y proyectos para invadir la URSS. 

Pero el desafío lanzado fue recogido por la impresionante actitud y capacidad de trabajo del pueblo soviético. Construyeron la tecnología para la producción del combustible nuclear. Montan el reactor F-1.  Posteriormente el reactor industrial A-1, la planta de la "Casa de luz", donde se construyó el primer desarrollo nuclear. Kurchátov como responsable del desarrollo experimental coordinaba el trabajo de cientos de eméritos científicos. Dormía muy poco, trabajaba con sus compañeros día y noche, para solucionar los múltiples problemas que contrarreloj surgían.

Gracias a estos demoledores esfuerzos el 29 de Agosto de 1949 se produjo la explosión de la primera bomba atómica soviética. Los medios científicos imperialistas quedaron atónitos. Los políticos capitalistas se exasperaron pues ya tenían un plan de ataque con bombas a toda la URSS, y hubieron de aplazarlo.

En 1953, se da a conocer la primera bomba de hidrógeno soviética de 400 Kt. Y el desarrollo de la primera bomba termonuclear AN602 de 52.000 Kt.


Pero la propaganda burguesa silencia que a la vez que el uso militar de la energía nuclear, se desarrolla el uso tecnológico de la energía nuclear para el abastecimiento industrial civil. Así, en 1954 se edifica la Primera Planta de Energía Nuclear en Obninsk. En 1958 el primer reactor nuclear para submarinos y rompehielos (como el buque "Lenin" en 1959). En esos momentos en la URSS laboraba la mayor unidad de investigación sobre las aplicaciones de la fusión termonuclear controlada del mundo.

El 7 de Febrero de 1960 tuvo Igor una embolia cerebral falleciendo en el acto. Sus restos fueron colocados como los héroes de la Unión Soviética en la muralla del Kremlin, en la Plaza Roja de Moscú.



El pueblo soviético ha reconocido a Kurchátov los mayores reconocimientos, en distinciones y méritos, asi como pusieron en su memoria calles con su nombre en Moscú, Chelyabinsk, Lugansk, Kiev, Dnepropetrovsk, Lipetsk, Marinsky, Ozersk, Volgodonsk, Snezhinsk, Yuzhnoukrainsk Mykolaiv en Ucrania, Obninsk, Dubna y una ciudad cerca de Kursk y en Kazajstán. Con su nombre fue nombrado el elemento 104 de la tabla periódica (no aceptado por los occidentales). Un planeta menor descubierto (el asteroide 2352 nombrado "Kurchátov").

Personas como Igor Vasílievich Kurchátov son un ejemplo del trabajo creador, con un entusiasmo en la realización de proyectos, sin igual. Su esperanza de un mundo mejor y más igualitario, fueron honrados largamente en la URSS. Su memoria es imborrable por la defensa de la construcción del socialismo.

Notas:
- "Kurchatov" P. T. Astashenkov. De la serie de monografias "La Joven Guardia". Moscú. 1968. 2ª Edición. En ruso.
-"Textos científicos en ruso al alcance de todos" V. D. Koroliova. Ediciones de Lenguas Extranjeras. Moscú