5 de septiembre de 2014

Una luchadora incansable Soong Ching-Ling (Parte 2ª)

Por Manos fuera de China.


Tras la victoria del EPL sobre las tropas del Kuomintang en 1949, comenzó la construcción de la nueva China. El 1 de octubre de 1949, Soong Ching-ling estaba presente en el palco del Palacio Imperial,  junto con otras personalidades importantes y dirigentes del Partido Comunista como Mao Zedong, Zhou Enlai y Zhu De, en la gran ceremonia de fundación de la República Popular China. Soong Ching-ling, a la que los comunistas tenían en muy alta estima, se convirtió en el enlace entre ellos y el movimiento revolucionario original que ella y Sun Yat-sen habían defendido. 

Esto es lo que ella declararía a posteriori sobre este histórico y glorioso acontecimiento: 

El Presidente Mao Zedong anunció la fundación de la República Popular de China. Fue una ceremonia muy solemne […] Esto me hace pensar en los muchos camaradas que sacrificaron sus vidas para hacer posibles estos presentes días de gloria […] Sé que esta vez no habrá marcha atrás, ni se invertirá el proceso. Esta vez, los esfuerzos de Sun Yat-sen por fin han dado sus frutos, y estos frutos parecen tan hermosos...” 

 Soong Ching-ling con Mao Zedong en 1963

En septiembre de 1949, Soong Ching-ling participó en la Iª Sesión Plenaria de la Conferencia Consultativa Política del Pueblo Chino[1](CCPPCh), siendo elegida una de los seis vicepresidentes del Gobierno Central de la República Popular China, cargo que ocupó entre 1949 y 1954. En aquella sesión, pronunció un discurso en el que dijo lo siguiente: “Camaradas, ¡procedamos ahora a la tarea de construir una nueva China independiente, democrática, pacífica, fuerte y próspera, y junto con los pueblos del pueblo, traigamos una paz duradera por siempre!” 

En 1953, Soong Ching-ling participó en los comités preparatorios a las elecciones para la Asamblea Popular Nacional[2] (APN), siendo elegida diputada por la ciudad de Shanghái y convirtiéndose en una de los 14 vicepresidentes de su Comisión Permanente (cargo que ocupó entre 1954 y 1959 y después entre 1975 y 1981). En 1954, participó en el redactado de la Constitución de la República Popular China. En diciembre del mismo año, fue elegida vicepresidenta de la CCPPCCh.

En tanto que una de las principales dirigentes del Estado, Soong Ching-ling tomó parte en muchas actividades durante más de 30 años, tanto a escala nacional como internacional, haciendo una contribución inestimable a la revolución y la construcción económica en la República Popular China. Ella tenía muy clara la importancia del desarrollo de una fuerte base industrial para la emancipación de su patria: 

La consecución de una China libre e independiente, unificada y democrática, próspera y progresiva, era la tarea de nuestra Revolución de Nueva Democracia […] La clave para cumplir con éxito esta tarea gigantesca y complicada es la construcción de una industria pesada independiente. Sólo entonces seremos capaces de obtener los medios para progresar más en adelante, tanto en la industria como en la agricultura. Y sólo entonces tendremos la posibilidad de elevar el nivel de vida del pueblo a un nuevo y mucho más elevado grado. Finalmente, sólo entonces tendremos la capacidad industrial, tan necesaria en los días presentes, de defender nuestra nueva vida. Por tanto, para China la industrialización se convierte en lo que es el corazón para el hombre.” (Soong Ching-ling, En la vía hacia la industrialización).

En 1953 fue publicada una recopilación de sus obras, bajo el título de “La lucha por una nueva China”. 

Durante este periodo, Soong Ching-ling viajó por todo el mundo como representante de la República Popular China,  incluyendo una visita a la Unión Soviética en enero de 1953, donde fue recibida por Stalin poco antes de su muerte. En 1957, visitó de nuevo a la Unión Soviética con una delegación encabezada por Mao Zedong, con ocasión del 40º aniversario de la Revolución de Octubre.

  Junto con Mao Zedong en el Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros de Moscú en 1957

En 1959, tras el II Congreso de la APN, Soong Ching-ling renunció a sus cargos de vicepresidenta de la Comisión Permanente de la APN y de vicepresidenta de la CCPPCCh, debido a que tuvo el honor de ser nombrada vicepresidenta de la República Popular China, cargo que fue renovado en 1965 y que mantuvo hasta 1972. 

Una verdadera servidora del pueblo

Soong Ching-ling luchó durante toda su vida por el bienestar del pueblo chino. Siempre estuvo apegado a las masas populares, visitando fábricas, áreas rurales, unidades del ejército, barrios urbanos, etc., prestándole incluso una especial atención a las minorías nacionales de China. Como servidora del pueblo, era modesta y generosa, tratando a los demás como a iguales.

Tras décadas de guerras, en 1949 China estaba en ruinas, y en una situación económica catastrófica. Había una necesidad urgente de aliviar a las víctimas de la guerra y a las capas populares en general. Por ello, en 1950 Soong Ching-ling fue elegida presidenta del Comité Ejecutivo de la Asociación de Socorro General de China, que federaba diversas asociaciones dedicadas a asistir a los más necesitados. Soong Ching-ling reorganizó el CWF reconvirtiéndoloen el China Welfare Institute[3] (CWI – Instituto para el Bienestar de China), cuyo Comité Ejecutivo siguió presidiendo. 

Muy inquieta por las privaciones del pueblo, ella mandó al gobierno central multitud de informes con sugerencias y orientaciones para llevar a cabo un rápido desarrollo del trabajo de asistencia a los necesitados. 

La asistencia y las obras sociales son un complemento necesario al sistema político de un Estado moderno. El mundo natural no tiene fronteras nacionales. Con frecuencia cambia de manera impredecible, sin poder ser controlado. Por lo tanto, por regla general existe la necesidad de socorrer a la gente. De la misma manera, las obras sociales no son privativas de ningún sistema político […] Cuando la sociedad se desarrolla desde un nivel inferior a un nivel superior, las obras sociales se desarrollan con ella para servir a un número creciente de personas y se convierten en una responsabilidad ineludible para el Estado de este pueblo”.

  Soong Ching-ling visitando una fábrica de maquinaria eléctrica en Shanghái en 1960

Es preciso hacer hincapié en el amor que sentía Soong Ching-ling hacia los niños, y el compromiso que ella mantuvo durante toda su vida con la infancia, especialmente con los niños huérfanos. Ya antes de la proclamación de la República Popular China, durante la guerra civil contra el Kuomintang, ella ya había trabajado enseñando a leer a niños en sendos centros de beneficencia establecidos en Shanghái en 1947 por el CWF. Ella era de la opinión de que educar y formar a los niños en el plano moral, intelectual, físico y estético era una inversión en el futuro de la nación, y a esta tarea dedicó sus mayores energías a partir de 1949. Ella solía decir: “Algunas cosas pueden esperar, pero el trabajo con los  niños no puede”. Se convirtió ni más ni menos que en la abuela más querida por todos los niños de China. 

   "La abuela canta con todos nosotros" (cartel de 1985)

Además de los ya numerosos cargos citados, Soong Ching-ling fue nombrada presidenta del Comité Popular Nacional para la Defensa de la Infancia de China, destinado a dirigir y coordinar el trabajo con los niños. En 1952, y gracias a los esfuerzos de Soong Ching-ling, el CWI construyó en Shanghái el Hospital Internacional de la Paz para Cuidados Sanitarios de Mujeres y Niños. Y el 1 de junio de 1953, fue establecido bajo su dirección el primer el Palacio de Infancia del CWI construido en China. Su popularidad y éxito creció muy rápidamente en pocos años. Ahora existen Palacios de Infancia en muchas ciudades y condados de China. 

En 1957, el CWI construyó en Shanghái el Children Art Theater y en 1958 el Children Art Playhouse, lugares en los que se han representado obras de teatro especialmente dedicados a la infancia. La generosidad de Soong Ching-ling era tal, que ella donó un vestido y un par de zapatos de su propiedad al Children Art Theater para que sean utilizados como material durante las representaciones.

Los niños en China son felices. Esta felicidad ha sido creada por nuestros mayores con su sangre y su sudor. Nunca deberíamos darnos por satisfechos con el disfrute de la felicidad, sino que debemos trabajar para crear una mayor felicidad para la sociedad.” (Soong Ching-ling, 26 de abril de 1958).

Mensajera de la paz mundial

Soong Ching-ling entregó su vida a la causa de luchar por la paz mundial y contra las agresiones imperialistas. Hizo grandes esfuerzos para promover la amistad entre los pueblos de todos los países. 

En 1954, fue nombrada vicepresidenta de la Asociación de Amistad Chino-soviética, sustituyendo a Liu Shao-qi. Nunca dejó de mantener relaciones con amigos de la Unión Soviética, ni aún en los peores momentos de las relaciones políticas entre China y la Unión Soviética. En la antigua mansión de Soong Ching-ling en Beijing, pude ver una fotografía en la que aparecía ella en compañía de Peng Zheng recibiendo en su casa a delegados de la Asociación de Amistad China-URSS ¡con fecha del 6 de noviembre de 1964, cuando las relaciones sino-soviéticas no estaban precisamente en su mejor momento! 

Gracias a su notable contribución a los asuntos internacionales, fue elegida miembro del Buró Ejecutivo del Consejo Mundial por la Paz (en el cual también estuvo el comunista español Enrique Líster) y presidenta del Comité de Enlace por la Paz Mundial de la Región Asia-Pacífico. Como enviada de la República Popular China en defensa de la paz, hizo viajes a la Unión Soviética, Austria, Birmania, Pakistán, India, Indonesia, Sri Lanka (por entonces Ceilán), y se encontró con delegaciones de países como Irak, República Popular Democrática de Corea, República Democrática de Vietnam, Ghana, Nepal… coincidiendo con líderes revolucionarios y jefes de Estado como Ho Chi Minh, Kim il-Sung, Samuel Nkrumah, Sukarno, Jawaharlal Nehru, el príncipe Norodom Sihanouk y otros.  

Soong Ching-ling en compañía de Ho Chi Minh


En 1950, Soong Ching-ling fue premiada con el Premio Internacional Stalin de la Paz por su gran contribución al esfuerzo de salvaguardar la paz mundial. El 18 de septiembre de 1951 fue organizada una celebración en Beijing en la que recibió el premio y su certificado de la mano del escritor soviético Ilya Ehrenburg. En aquella celebración pronunció un discurso en el que dijo: 


Somos una nación que apoya la paz y la construcción. Nadie más que el pueblo chino tiene una mejor comprensión del verdadero significado de la paz. Hemos experimentado más de 100 años de guerras. Valoramos la paz y lucharemos por la paz. Debemos salvaguardar la paz a cualquier el precio.”

Y también: 

Creemos que en lo fundamental no hay motivos para las disputas entre los pueblos. Creemos que las mujeres y los hombres ordinarios no son la causa de las disputas, sino que éstas son inyectadas artificialmente por los pocos que se benefician del prejuicio, la división y el conflicto. Creemos que independientemente de las diferencias de color, costumbres, creencias religiosas o políticas, en última instancia los intereses de las masas en todas partes son idénticos, y tarde o temprano los une.”


En 1952, Soong Ching-ling fundó la revista China Reconstructs (hoy titulada China Today[4]), que ha llegado a publicarse en chino mandarín, inglés, francés, alemán, español, ruso y árabe, circulando en más de 150 países y regiones. La revista fue una importante ventana hacia el mundo para conocer la realidad interna de la China socialista.


Tal era el compromiso de Soong Ching-ling con la paz, que la paloma era su animal favorito. Ella adoraba mantener palomas en su residencia, incluso le gustaba hacer bordados con palomas. También era para honrar la memoria de Sun Yat-sen, a quien le gustaba este animal. En 2001, tras una visita a la residencia de Soong Ching-ling, Lin Yun Ta, presidente de la empresa Winner International Pigeon Supply (WIPS) y natural de Taiwán, y Fu Bai Song, director general de la empresa, quedaron muy impresionados al conocer su gran vida, sintiendo una profunda estima por ella. Al saber del amor que ella sentía por las palomas, decidieron donar a la Antigua Residencia de Soong Ching-ling doce pares de palomas sementales con líneas sanguíneas de renombre internacional. Las palomas fueron llamadas Paz, Amistad, Desarrollo, Estrecho (en referencia al estrecho de Taiwán), Regreso, Unificación, China, Riqueza, Prosperidad, Mundo, Felicidad y Unidad, para expresar las buenas intenciones de ambas partes de China (Taiwán y China continental) y la reunificación con la Madre Patria. 

Humildad, sencillez y generosidad sin límites


Es inevitable hacer mención de la tremenda sencillez de Soong Ching-ling, pese a ser quién era y de dónde venía, sencillez que aunaba con un corazón tan grande como la causa a la que ella se entregó. En su casa de Beijing el único objeto de “lujo” que tenía era un piano, y un equipo de radio de madera laqueada que le había regalado la Unión Soviética.  

Era muy estricta con ella misma. Siempre se consideró a sí misma como parte del pueblo trabajador, anteponiendo siempre el interés general al interés privado, haciendo siempre una clara distinción entre los intereses públicos y privados. Según la legislación china, ella tenía derecho a una paga extra por parte del Estado además de su salario, por ser quién era. Pero ella siempre se negó a aceptarla.

En septiembre de 1951, ella donó al CWI la totalidad de la suma de 100.000 rublos que había obtenido en metálico por el Premio Internacional Stalin de la Paz, para que el dinero se dedicara a obras sociales dedicado a la infancia y las mujeres. 

Otra anécdota. También en el año 1951, la amiga americano-japonesa de Soong Ching-ling Koji Ariyoshi fue detenida en los Estados Unidos en base al Smith Act, debido a su apoyo en el pasado a la guerra de resistencia del pueblo chino contra la agresión japonesa. Al oír la noticia de su detención, Soong Ching-ling envió a la familia de Ariyoshi el vestido de novia de su difunta madre, sugiriendo que la vendiera en una subasta para costear los gastos de su defensa. No obstante, la familia de Ariyoshi no se atrevió a venderla y la conservaron, hasta que en octubre de 1981 el vestido fue devuelto a China por Roger Ariyoshi, el hijo de Koji. 

Finalmente, en el Museo Conmemorativo de Soong Ching-ling pude ver una carta que ella escribió a Luo Shuzhang comunicándole la donación de sus derechos de autor por la obra “La lucha por una nueva China”, en beneficio de los niños damnificados por la guerra de Corea (1950-1953). 

“La gema de nuestra nación”


Para los chinos, el nombre de Soong Ching-ling simboliza todo el progreso revolucionario en China desde la Revolución Democrática de 1911 hasta nuestros días. Su cercanía a Sun Yat-sen como antigua esposa, su compromiso durante más de 70 años con la causa de la revolución democrática y de liberación nacional, la construcción del socialismo y el bienestar del pueblo, así como la proyección que tuvo su figura en el extranjero, hicieron que ella se ganara la estima profunda del Partido Comunista y de todo el pueblo chino en general, que la consideran la “gema de la nación”.

Tras la fundación de la República Popular de China, el Partido Comunista y el gobierno quisieron construirle una residencia, cosa a la que en un primer momento ella se negó repetidas veces, alegando que los asuntos de Estado eran más importantes que los asuntos privados. Más tarde, por iniciativa del Primer Ministro Zhou Enlai, el gobierno tomó la decisión de reparar y renovar el antiguo jardín de la mansión en Beijing del príncipe Chun, regente y padre del último emperador Aisin-Gioro Puyi, construida alrededor de 1662. Allí se construyó expresamente para Soong Ching-ling un edificio de dos pisos en el estilo tradicional chino. Finalmente, en 1963 se la convenció para trasladarse desde Shanghái para fijar allí su residencia. Allí vivió, estudió y trabajó hasta el final de su vida. 

En homenaje a la labor política de toda una vida, y siguiendo los deseos de Soong Ching-ling, el 15 de mayo de 1981 el Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China decidió por unanimidad concederle la condición de miembro de pleno derecho del Partido Comunista.[5] Un día después, el 16 de mayo, la XVIII Sesión del Comité Permanente de la Vª APN adoptó una resolución para conferirle el título de Presidenta de Honor de la República Popular China, cargo que ella ostentó hasta el día de su muerte. 

El 8 de mayo de 1981, Soong Ching-ling recibió el Doctorado Honorario en Derecho por parte de la Universidad de Victoria, Canadá, en una ceremonia en el Gran Palacio del Pueblo de Beijing. En aquella ocasión, Soong Ching-ling pronunció un discurso titulado “Promover la amistad duradera entre China y Canadá”. Fue su última aparición en público.

Antes de finalizar este artículo, considero interesante mencionar que, si bien no pudo conocer el milagro económico que China ha experimentado en las últimas décadas, Soong Ching-ling pudo vivir el inicio de la política de Reforma y Apertura capitaneada por Deng Xiaoping a partir de 1979. De hecho, ella tomó parte activa en aquellas decisiones políticas, acudiendo en marzo de 1979 a un encuentro organizado por el Partido Comunista para discutir los lineamientos políticos del Partido. Cabe señalar que ella no fue una devota partidaria de la “Revolución Cultural”, ni mucho menos. Durante aquel periodo de la historia de la construcción socialista en China, ella fue duramente criticada por los Guardias Rojos. En un incidente, la tumba de sus padres fue derribada, quedando expuestos sus cadáveres. Ante esta situación, el primer ministro Zhou Enlai tuvo que emitir una directriz para exigir a los Guardias Rojos que dejaran de acosarla. Según Israel Epstein, biógrafo de Soong Ching-ling, Zhou Enlai recomendó que la pusieran en la “lista de cuadros que debían ser protegidos”, recomendación que fue aprobada por Mao Zedong.[6] También es significativo el hecho de que, como pude ver personalmente, junto con los cuadros de Sun Yat-sen, Mao Zedong y Zhou Enlai que adornaban algunas habitaciones de su casa, en una de ellas estaba colgado un cuadro de Liu Shao-qi que ella nunca quiso retirar. 

El 14 de mayo de 1981, la enfermedad coronaria y la leucemia linfática crónicas que sufría Soong Ching-ling empeoraron gravemente. Su estado de salud fue un tema de especial preocupación por parte del gobierno y del pueblo. A partir del 15 de mayo, el Comité Central del Partido Comunista, el Comité Permanente de la APN y el Consejo de Estado llegaron a emitir un total de 11 comunicados acerca de su estado de salud. Soong Ching-ling fue la única dirigente en la historia de la República Popular China cuyas condiciones de enfermedad se anunciaron en público. 


A las 20,18 hs. del 29 de mayo de 1981, el corazón de Soong Ching-ling se detenía. Tras su muerte, sus grandes logros, sus extraordinarias contribuciones, su noble corazón y sus ideales vivirían para siempre en los corazones del pueblo chino, animándole a continuar su imparable camino hacia adelante. Dirigentes del Partido y del Estado acudieron a la medianoche del mismo día a su casa a mostrar sus respetos. Se declararon varios días de luto oficial en la República Popular China. Soong Ching-ling fue enterrada en Shanghái junto a la tumbas de sus padres, al lado de la tumba de su ama de casa y amiga inseparable Li Yan’e. 

En octubre de 1981, la casa de Soong Ching-ling fue renombrada “Antigua residencia de Soong Ching-ling, Presidenta de Honor de la República Popular China”, siendo declarada lugar histórico y cultural protegido por el Estado. El 29 de mayo de 1982, en el aniversario de su muerte, fue formalmente abierta al público. Asimismo su residencia en la antigua concesión francesa de Shanghái, en la que vivió entre 1948 y 1963, fue reconvertida en otro museo, el “Soong Ching Ling Memorial Residence”.

En 1982 fue fundada la Soong Ching Ling Foundation, renombrada después China Soong Ching Ling Foundation en 2005 (CSCLF)[7], por iniciativa de dirigentes del Estado como Deng Xiaoping, Liao Chengzhi y Kang Keqing. La CSCLF se dedica a promover el espíritu de Soong Ching-ling y seguir con la obra de toda su vida, rigiéndose por los tres principios de “ser benéficos para salvaguardar la paz mundial, promover la reunificación del país (a través del fortalecimiento de los intercambios a través del estrecho de Taiwán) y trabajar duro por las futuras generaciones.” La CSCLF trabaja pues por la amistad entre los pueblos y se dedica a velar por el futuro de la nación, trabajando especialmente con la infancia. En 1987, la CSCLF fue premiada por el Secretario General de la ONU Javier Pérez de Cuéllar con el título de “Mensajero de la Paz” por su notable contribución al mantenimiento de la paz mundial. 

Desde entonces la CSCLF ha desempeñado diversos tipos de actividades, notablemente en el intercambio cultural con Taiwán y otros países extranjeros, desarrollando programas sociales en el mundo, y colaborando en múltiples actividades con organismos internacionales como la ONU y UNICEF. Estas actividades abarcan también la ayuda a la educación, la lucha contra la pobreza, la formación de profesores, el deporte, la salud, la popularización de la ciencia y la tecnología, y la literatura y el arte infantiles. 



En agosto de 2005, gracias a los esfuerzos de la CSCLF, una delegación de 70 personas de la Federación Taiwanesa de Asociaciones Chinas de Ultramar visitó por primera vez la China continental. En junio de 2009, la CSCLF firmó un acuerdo con la Fundación Kobe Bryant para entrenar en baloncesto a jóvenes chinos y estadounidenses. También han colaborado con ella otras personalidades públicas de todo el mundo como David Beckham, Bill Gates o el antiguo presidente de Tanzania Julius Nyerere.

La camarada Soong Ching-ling se esforzó al máximo durante 70 años como si de un día se tratara, dedicando las energías de toda una vida la causa democrática y socialista del pueblo chino y a la causa de la paz mundial y el progreso de la humanidad. Cualesquiera que fueran las circunstancias, ella siempre se mantuvo firme en los principios políticos, inflexible frente a las presiones, indiferente a las riquezas y la gloria, noble en carácter e integridad, gravando por siempre su nombre en nuestra memoria. Más loable aún es que siguió los pasos de la historia y progresó continuamente, pasando de ser una gran demócrata revolucionaria a ser una gran comunista.” (Deng Xiaoping)



[1] Órgano asesor político de la República Popular China en el que están representados diversas organizaciones y partidos políticos que forman el Frente Unido con el Partido Comunista de China, así como miembros independientes. Sus funciones son análogas a una cámara alta de asesoramiento legislativo.
[2] Máximo órgano legislativo de la República Popular China. 

[5] Ella había querido ser miembro del Partido Comunista desde 1957. Pero, según relata su biógrafo Israel Epstein, cuando ella solicitó el ingreso formal a Liu Shao-qi, su petición fue denegada, respondiéndosele que era “mejor para la Revolución que no ingresara formalmente, pero que de ahora en adelante sea informada y consultada su opinión acerca de todos los asuntos internos importantes del Partido, y no solamente los asuntos relativos al gobierno.”

[6] Israel Epstein, Woman in World History: The Life and Times of Soong Ching-ling, p. 550.